Green Monkey: Fit food ðŸ’

¡Hola!

Recién vamos comenzando el finde y me pareció una buena idea compartirles un lugar con opciones saludables de comida para esos días de flojera.

Aclarar, antes que nada, que no soy food blogger; y, pues, esto se los comparto porque si son como yo, y si finde es más chill y flojo, quieren comer pero cuidar lo que comen, esta es una buena opción. Para food blogs, les recomiendo al 100 el de mi amiga Do, llamado Libritas de Más.

Ha sido una semana súper intensa para mi. Poco a poco he ido volviendo a mi rutina y el día jueves, entre reuniones y más reuniones; viendo el InstaStories de la blogger María José Díaz, me animé a ir a probar una opción saludable con más variedad que simplemente ensaladas. Es precisamente por ella que conocí este lugar.

Green Monkey tiene un concepto de comida saludable, recién hecha, con la medida justa. Esto puede ser un problema si, como yo, estás acostumbrada a comer mucho. Jajaja. Pero it was worth the shot.

Decidí que iba a comprar almuerzo, un snack y cena para llevar y poder calentar en la casa.

El joven que me atendió muy amablemente me sugirió que podría ser más práctico para recalentar en el micro ondas; así que tome su sugerencia -a regañadientes porque mi idea original era otra, en la multitud de consejos está la sabiduría, decía mi abuelita- y ordené.

Me decidí, primero, por un Steak Panini. No tengo las descripciones pero las logré sacar de Hugo App, así que se las voy a compartir junto con los precios.

Panini Brett

Lomito, queso mozzarella, cebolla morada y chiles salteados. Esto servido en un pan súper tostado y no sé si era integral, pero definitivamente sabía mejor que un integral y lo suficientemente rico como para casi pasar por blanco. El lomito estaba súper rico. Y los chiles morrón salteados también. La combinación con la cebolla y el queso muy bien. Y eso que a mi no me gusta la cebolla. La porción es bastante generosa. Me llené en el momento. Lo único que como no viene con acompañamiento (como chips para quitarle lo saludable. Jajaja) me dio hambre súper rápido. Pero en cuanto a sabor, estaba muy bien. El precio de éste es de $4.95 USD.

Para snack me decidí por un muffin de zanahoria que lleva coco, almendras y miel. Estaba súper rico y la porción justa para quitarme el antojo de lo dulce. El valor del muffin es de $2.50 USD, que es el precio de la mayoría de sus postres. Para el tamaño, lo sentí un poco elevado PERO, otra vez, entra el factor salud, ingredientes, y que me quito el antojo. Jajaja.

Luego, para la cena, me traje un bowl Alessandra. Lo chivo de los bowls es que podés escoger la proteína con lo que querés. Ahora, esa parte es precisamente la tricky. Por ejemplo, este en particular, ellos te lo recomiendan con pollo o salmón. Y ahí, pues, obviamente el precio aumenta. En algunos otros bowls, la base del mismo es con arroz, o vegetales; con este podía escoger entre quinoa o pasta integral. Escogí quinoa. Hace mucho, mucho tiempo tuvo una obsesión heavy con la quinoa… y por mucho tiempo me venció y no quería ni verla en pintura. Así que este bowl fue la oportunidad perfecta para volver a enamorarme. Y lo logró.

El bowl es con tomates cherry, bocconcini (las pequeñas ruedas de mozzarella), aguacate, quinoa, aderezo bálsamico. El bowl, solo así, cuesta $6.45 USD. Al agregarle pechuga de pollo a la plancha por $2.50 extra, que fue mi elección, sube a $8.95 USD. Todavía así, tenés la opción de cambiarlo a wrap, por un precio extra.. que a mi parecer sí ya es demasiado así, y comer tipo bowl no me molesta en lo absoluto. Son de mis comidas prácticas favoritas.

Lo bueno, gracias a Dios, fue que éste me llenó bastante. Y me sustentó. Algo que me gustó fue que, poniendo todo en perspectiva, gasté alrededor de $17 USD por dos tiempos de comida y un snack. Aunque obviamente cocinar/comer en casa fuese mucho más barato, hay días en los que para mi es cero práctico. Incluso no me queda tiempo para hacer mis comidas con anticipación.

Lo que me parece genial es que, usualmente, en una salida con mis amigas, puedo gastar entre $10 y $15 USD en un tiempo de comida que probablemente no sea ni la porción recomendada ni la mejor opción. O en un almuerzo en algún restaurante de comida rápida podría gastar lo mismo que acá me costo el bowl, por ejemplo, y tapar mis venas

¿Cómo sé que es la porción correcta? ¡No me dio sueño después de comer! Y alcancé a llegar a los 3 horas después de comer para el snack. Jajaja. Cero pesada, las comidas.

Green Monkey esta en Plaza Malta, a la salida de Santa Elena, en el primer Nivel, frente a las gradas.

Cuéntenme, ¿ya lo probaron? ¿qué les pareció? ¿se animan a probarlo?

Anuncios

2 comentarios en “Green Monkey: Fit food ðŸ’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s